INTERNET

El uso problemático de Internet se traduce en algo incontrolable, marcadamente estresante, que consume mucho tiempo o que crea dificultades en las relaciones con los demás, en las relaciones familiares, en el rendimiento académico o en abandono escolar.

A. ¿Quiénes son los afectados?

Vosotros, los adolescentes, sois los más afectados:

internet-ordenador

Los jóvenes de entre 15 a 24 años usan regularmente la informática en casi la mitad de su tiempo libre.

El teléfono móvil es la nueva tecnología más usada, ya que es usado por 9 de cada 10 jóvenes. El “chat” es la forma más habitual e incluso preferida de comunicación de numerosos adolescentes y jóvenes.

B. ¿Qué tipo de adicciones a Internet existen?

Existen varias formas de adicción a Internet según el tipo de abuso realizado. Entre los más frecuentes nos encontramos:

-Adicción a Internet:

Uso excesivo e incontrolable de Internet que influye de manera negativa en la vida de la persona afectada o de los de su alrededor. Las actividades más problemáticas, adictivas o que pueden producir comportamientos más compulsivos online son las que tienen que ver con el sexo, las compras y el juego (remunerado o no).

-Adicción al cibersexo:

Subtipo de adicción a Internet relacionada con las conversaciones online de tipo sexual.

-Adicción a la pornografía online:

Subtipo de adicción a Internet en la cual la actividad principal que provoca el problema es el consumo de pornografía disponible mediante Internet.

-Adicción al juego online (ludopatía online o ciberludopatía):

Subtipo de adicción a Internet en la cual lo problemático es el juego online. Puedes consultar la página web www.larcordoba.com donde podrás obtener más información al respecto.

-Adicción al chat:

Subtipo de adicción a Internet donde se abusa de alguno o varios de los tipos de chat.

-Adicción a las redes sociales:

Subtipo de adicción a Internet donde se abusa del uso de redes sociales online. En ocasiones se pasa demasiado tiempo participando activamente para buscar popularidad en ellas o bien navegando en los perfiles de otra gente.

-Adicción al blogging:

Subtipo de adicción a Internet donde se abusa del uso de blogs. Habitualmente el afectado lo hace con el objetivo concreto de aparecer en más y más blogs de otra gente para promocionarse.

-Adicción a las compras online (o compras compulsivas online):

Subtipo de adicción a Internet donde se realizan compras de manera abusiva por medio de la Red.

-Adicción al ordenador:

Clasificación más amplia que recoge tanto la adicción a Internet como a juegos online o cualquier otra actividad que implique el uso del ordenador. Se entiende como un uso excesivo e incontrolable del ordenador que interfiere negativamente con el desarrollo de la vida diaria de la persona afectada o de sus allegados.

-Adicción al teléfono móvil:

Abuso incontrolado del uso del teléfono móvil.

-Adicción a los videojuegos:

Pueden ser juegos online o no, y desde ordenador o videoconsola. El riesgo con los videojuegos on line es que tienen un “potencial adictivo” porque existe la posibilidad de jugar en casa, con un acceso fácil las 24 horas del día.

Por otro lado, existen otros problemas asociados al mal uso de internet:

1. Ciberbullying: El ciberbullying es el uso de las Nuevas Tecnologías (Internet, móviles y videojuegos online principalmente) para ejercer el acoso psicológico entre iguales. No se trata aquí el acoso o abuso de índole estrictamente sexual ni los casos en los que personas adultas intervienen.

2. Grooming o ciberacoso sexual: Consiste en acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño o niña en Internet, con el objetivo de obtener una satisfacción sexual mediante imágenes eróticas o pornográficas del menor o incluso como preparación para un encuentro sexual.

3. Sexting, una práctica de riesgo: Consiste en el envío de contenidos de tipo sexual (principalmente fotografías y/o vídeos) producidos generalmente por el propio remitente, a otras personas por medio de teléfonos móviles.

4. Privacidad y Protección de datos: La privacidad (y la protección de datos personales) además de ser un derecho es un factor de protección ante situaciones de ciberacoso.

5. Sextorsión: Se trata de un chantaje realizado a partir de la posesión por parte del chantajista de una imagen íntima. La finalidad de este chantaje suele ser la obtención de dinero, el dominio de la voluntad de la víctima o la victimización sexual de la misma (muy común en los casos de internet grooming o de ciberviolencia de género).

6. Ciberdelitos: Se trata de delitos cometidos a través del medio online como los citados anteriormente, grooming, sextorsión, sexting, etc.

7. Robo de identidad: La usurpación de identidad es uno de los ciberdelitos más comunes y suele tener una finalidad económica (compra de bienes o contratación de servicios a cargo de la identidad afectada) o bien un fin relacionado con el ciberacoso y que busca en última instancia provocar problemas a la víctima.

8. Pornovenganza o porno vengativo: La publicación de imágenes pornográficas que tiene como objetivo último causar un mal a otra persona que no ha consentido el uso en público de sus imágenes íntimas. Es el fenómeno que más está creciendo y que crea una mayor victimización siendo las mujeres las afectadas en casi todos los casos.

C. ¿Cuáles son las consecuencias?

Cuando hacemos un mal uso de las nuevas tecnologías empleamos un excesivo tiempo a estas actividades en vez de otras como los estudios o el trabajo, el descanso y el sueño, la lectura de libros, ver la televisión o simplemente charlar con familiares o amigos, con el consiguiente empobrecimiento de las relaciones sociales.

Toda esta situación se traduce en afectaciones a todos los niveles: emocional, conductual, familiar e incluso física. Tienen el sueño alterado y muestran los síntomas de cualquier adicción comportamental como la ludopatía o las sustancias: alteraciones del humor, irritabilidad, ansiedad o alteración emocional, especialmente cuando no pueden estar conectados. A ello se suma, alteraciones en la vida cotidiana, porque el adolescente se empieza a aislar de familia, amigos y cualquier actividad lúdica que no pase por la red. Por ello, en muchos casos la adicción lleva asociada fracaso académico.

piensamaspie